By using this site you agree that cookies are used for purposes of analysis and relevance     Yes, I agree  No, I want more informations
FrançaisEnglishEspañol
> El museo de Cluny, museo nacional de la edad media > Las termas de la antiguedad

LAS TERMAS DE LA ANTIGÜEDAD


En el corazón de París, y visibles desde las arterias lindantes del museo, las termas galorromanas de Cluny incluyen unos de los más monumentales vestigios de la Antigüedad del Norte de Europa, en particular gracias a la preservación de una amplia sala abovedada, el frigidarium.

Las termas del Norte de Lutecia

En la época romana, las termas del Norte de Lutecia se despliegan por un perímetro formado por aproximadamente los actuales bulevares Saint-Michel y Saint-Germain y las calles de Cluny y de Écoles. Con una superficie de unos 6.000 m², formaban los más grandes baños públicos de la cuidad galorromana, cuyos edificios administrativos, religiosos y civiles se escalonaban entre la montaña Santa Genoveva y el Sena. Tres niveles de funcionamiento han sido identificados, pero de forma parcial: una red hidráulica enterrada profundamente (que incluye conductos de alcantarillas y pilas de ladrillos de hipocaustos), estancias de servicio en el sótano y, por fin, una planta baja con un frigidarium (sala fría), caldaria (salas calientes) y palestra. La cronología de los edificios de las termas sigue siendo dudosa, pero se puede proponer una edificación en el cambio entre los siglos I y II, de nuestra era. Además, su utilización no habría superado los dos siglos.

El arte de construir en Galia romana

Los muros conservados se caracterizan por su calidad de ejecución, alternancia de morrillos de piedra calcárea y cimientos de ladrillos horizontales, conforme a la técnica del opus vittatum mixtum. En el frigidarium, el espacio más espectacular en la actualidad, el visitante puede descubrir estos paramentos, pero también parte del suelo de origen y la bóveda de aristas, que culmina a cerca de 14 metros de altura y posee todavía parte de sus enlucidos originales. La decoración se ha perdido, en la actualidad, excepto ménsulas del frigidarium, con relieves que representan navíos. El mosaico, decorado con un Amor encima de un delfín, descubierto a proximidad del palacio de Cluny, constituye tal vez un elemento ornamental de esta sala. Indicios así, sugieren una decoración que evoca el tema acuático, en base a un modelo en boga, en el mundo romano, por ejemplo en Pompeya.

Conservación y restauración

Las termas del Norte de Lutecia nunca han sido totalmente olvidadas. Más allá de los disturbios del final de la Antigüedad, momento probable de la pérdida de los elementos de la decoración, la ocupación de los volúmenes arquitectónicos, a partir de un periodo antiguo de la Edad Media, ha beneficiado el estado de su conservación. Posteriormente, la integración de los vestigios, en el recorrido del museo, desde su origen y su clasificación como Monumentos históricos, en 1862, han abierto una era de protección patrimonial para el monumento. En 2009, otro momento importante de su conservación ha sido la restauración de los enlucidos y paramentos del interior del frigidarium, que ha devuelto a los muros su color rosado original, en verdadera armonía con este espacio íntimo y grandioso que fue el baño público romano.